Toda víctima se vanagloria

avatar

esther Llull

Toda víctima se vanagloria de ser un elegido a contracorriente. Y a veces te enzarzas contra ella todavía más. ¿Qué les pasó a los judíos? Un pueblo que nunca quiso imponerse, sólo quiso imponer un sólo dios, el suyo. Desde Nabucodonosor hasta Hitler, estos pueblos sí sabían conquistar. Lo que nos está pasando es que teníamos que haber saltado con más engreimiento, reconocer que somos diferentes. Pero no lo hicimos, ahora somos la víctima que actúa a contra corriente, y los ánimos se inquietan en nuestros superiores, que no aguantan nuestro complejo de superioridad. Es más, no nos van a tolerar por ese camino. El único camino posible no es el de la soberbia, al menos no con Europa, sino el de la claudicación. Ya no vamos a deslumbrar con nuestros golpes de saltos efectivos, ni nos va a echar una mano la suerte. Lo que podemos hacer es salir e integrarnos con la sociedad global, es irnos a ese curso de Australia, es aprender más inglés y estar integrado en otros círculos, porque nosotros ahora sólo nos espera el sacrificio y el trabajar más y más.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s