creo que de lo que tú hablas es de la personalidad ansiosa, woody allen por ejemplo es el típico ansioso, lo que pasa es que es gracioso, siempre están viendo problemas y riesgos y te van a amargar la vida.

Yo empecé a amar a schumann a partir de una película, otra, que no recuerdo el título, pero es igual, y a schubert, y a esa melancolía que no abarca el mundo, sino los momentos del mundo, tiempo despedazado al que no escapamos más que a tirones, y cuando traicionamos nuestras apariencias.

es como un espíritu frío, su fuego es como una quimera que deslumbra pero no calienta, dícese tibio porque le tocó así.
He de decirte que albergaba la esperanza en ti de que sin entrar en una falta olvidadiza pudieras acudir a tu cita y alumbrar esa luz que es como una roca floreciente de ese pisuerga.

El único olvido verdadero es el sueño, ah, si pudiera dormirme, sueño con partir, abandonando los caminos trillados, pero, ¿a dónde ir?, hay fuera de nosotros abismos comparables a los del alma.

Arrinconados en la apariencia, a veces nos ocurre que abrazamos una sabiduría incompleta, mezcla de sueño e imitación.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s