estherllull

Esta semana pasada tuve una experiencia excepcional e inusual, visité una bodega en la sierra de Ronda que había creado un austriaco, llevaba ya quince años en ella. Había conseguido que uvas austriacas como la Blau frankish y la Zweigelt se criasen en esta tierra. Su producción era muy limitada sólo producía 10.000 botellas al año, pero sin embargo sus vinos habían alcanzado una puntuación muy significativa de calidad.

Sin embargo, luego visité al lado suya otra bodega que llevaba abierta solo dos años con cepas de 8 años de antigüedad, cuya producción se había incrementado en más de 30.000 botellas, la diferencia estaba en que habían recibido una subvención de la Junta de Andalucía porque estaban rescatando uvas perdidas de la tradición cultural de esa zona, que se perdieron en los años 30 con la enfermedad de la filoxera, como la tintilla de Rota, la remé, aparte de la garnacha. Sus vinos eran buenos, pero no eran tan excelentes como los del austriaco que había conseguido también pinot noir y merlot.

O quizás todos eran buenos. Pero en este caso sentí más pena por el austriaco que nadie le había ayudado a aumentar su producción, es más el lo que hacía era podarlas y quitar uvas para que la producción fuera más limitada pero mejor. Y su cultivo era biodinámico.

Al final, tenemos dos casos completamente distintos, los dos casos son buenos, vistos en retrospectiva, pero uno necesita quizás más promoción para mantenerse, o quizás no le preocupa a su dueño tanto. Pero el otro tiene parece más ambición.

Lo que quiero decir es que cada uno tiene que explotar su negocio por sí solo. Y aquí todo lo hemos hecho con la ayuda del gobierno.

Yo estaría interesada en que Alemania no me subvencionase más y, sin embargo, nos ayudase a crear más bodegas en esta zona o en otras o que nos ayudase en la industria gasística para competir con los marroquíes, porque entonces Europa estaría en un serio peligro si la energía nos saliese más cara.

Evidentemente hay muchos agoreros, pero yo sigo defendiendo que en Europa hay mucha voluntad de ser Europa también. La prueba está en estos ejemplos particulares.

Por cierto, habían injertado las cepas con cepas americanas para que no se reprodujera la enfermedad, fíjate la cosa, hasta la misma cepa había necesitado ser trasplantada con la de otro país. Es que la naturaleza es sabia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s