estherllull

 

Las modernas técnicas del derecho administrativo, las variadas formas que pudo tomar el espíritu propietario bajo sus formas jurídicas desde la época medieval, encuentran también aquí su liberación y emancipación.

El problema es que en España no nos van a dejar dominar estas tecnologías, porque están protegidas la mayor parte por barreras del conocimiento o por patentes. Pero podemos desmontarlas y copiarlas. Deberíamos ser sí piratas tecnológicos, a eso vamos… a seguir pirateando.

En las modernas técnicas económicas ahí está la clave para desarrollar el progreso y ese inmenso avance que ha traído el avance técnico, por estas modernas técnicas se puede producir la separación de la servidumbre de los derechos de tierra, pero también de los derechos de la antigua institución feudal. El auténtico señor, entonces, el burgués liberal, que se emancipó de la esclavitud. Pero en realidad que permitía el avance hacia el todo de la sociedad.

¿Qué es lo que ha pasado? Lo que ha pasado es que hemos excedido todos los límites de deuda, y que unos economistas escribieron un libro, Reinhart y Rogoff, diciendo que la deuda por encima del 90 % del PIB llevaba a los países al lento crecimiento y a la pobreza.

Sin embargo, con las modernas técnicas que tenemos y si de verdad se hiciera una buena profusión de ellas, podríamos alcanzar hasta el 200 % del PIB en deuda y no pasaría absolutamente nada. ¿Cómo? No pasaría nada desde el momento que las grandes potencias acordaran llegar hasta ese tope todas entre ellas y sin que esto supusiera un caos. Pero por supuesto están temerosas…

Nos podríamos dar otro año de banquete y así… pero en realidad hasta que no comprendamos las modernas técnicas del progreso no nos daremos cuenta de que es así, ese es el futuro que nos esperará en el futuro. Yo no tengo hijos, pero yo no temo por nuestros hijos. Ellos serán más listos que nosotros. Tal vez haya que esperar a que plutón entre por fin en acuario, un signo más lúcido, para ver el progreso evidente que vendrá en el futuro. Yo no soy catastrofista. Yo siempre estoy impresionada con los grandes avances tecnológicos, pero me doy cuenta que cuesta mucho dinero y sobre todo preparación en conocimientos para estar preparados.

Evidentemente España es un país que no está en condiciones ahora de arriesgar nada, ni de ser la pionera de los avances tecnológicos, por tanto, tendremos que esperarnos, pero sí podemos hacer mucho en este sentido mostrando nuestro sufrimiento, porque nos especializaremos en ello, y en mostrar el dolor al mundo. Pero es que siempre en la historia los cambios profundos vienen así. Yo creo que no tenemos que tener miedo a mostrar el dolor, a mostrar cómo vivimos realmente al mundo. Tal vez nos hagan caso, alguien nos defienda.

Tal vez la bella alegoría triunfal del mito burgués, del “todos”, y del auténtico liberal, no haya muerto del todo.

Pero el estilo feudal de la propiedad eso no ha desaparecido, ni desaparecerá, escamoteado cada vez más en el sujetamiento de un derecho hereditario, y lo que es la servidumbre del campesino, que será modificada en una seguridad fijada en derechos. Pero todavía estas técnicas pueden seguir siendo útiles para defendernos frente a la voraz tecnología que no busca más que el beneficio propio y especulativo. Yo creo que hay que defender nuevas técnicas jurídicas también.

¿Por qué la agricultura sigue teniendo rendimientos decrecientes a pesar de que ha modificado su tecnología y ha modernizado e industrializado su proceso?, pues porque no ha cambiado este proceso feudal y porque su producción sigue siendo lo que produce la naturaleza, es decir, una producción limitada, y casi siempre cuando se explota una tierra primero se utilizan los mejores recursos, pero al final la mayoría si se sigue explotando terminan siendo de peor calidad o se termina el terreno desecando. Realmente en esto seríamos una potencia si pudiéramos apreciar mejor la naturaleza y concienciarnos mejor, pero de lo contrario si lo explotamos todo, también terminaremos esquilmándolo todo.

Un funcionario con un cargo es sólo un pequeño propietario. Con lo que hay que terminar es con la negligencia de la función pública, un montón de gente que incumple el reglamento profesional y que no sirve a los intereses generales. Y además que hace el mínimo. Una falta leve reiterada es un falta grave.

Si algo trae de bueno este sentimiento de aniquilación es que nos trae un sentimiento del Estado centralista. Lo que diferencia al europeo del anglosajón es la marca nacional. La marca nacional tal vez se esté borrando ahora o no podemos dramatizar demasiado si se borra. Pues para luchar contra el nuevo imperialismo del credit crunch tenemos que abdicar de orígenes. Tal vez para que se siga imponiendo la misma lógica.

Si lo que se conoce como libertad de mercado, que en principio surge más o menos como libre competencia, fuera una ley natural siempre habría existido exactamente igual, y eso sólo lo puede sostener alguien muy ignorante o muy malintencionado. Más ha durado el feudalismo como sistema económico principal y nadie cree que fuera natural, aunque ya entonces se decía algo equivalente en la versión del derecho divino. Yo creo que el sistema de libre mercado ha finiquitado, como ha finiquitado el feudalismo. Pero hay algo todavía de aniquilación en el sistema y tendremos que verlo y sufrirlo. Tal vez algunas cabezas lúcidas que lo ven puedan andar nuevos caminos.

 

Publicado por: estherllull | 02/01/14 en 15:47

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s