estherllull, seville-copenhaguen

 

En España lo que ha pasado es que ha desaparecido la ambición, y no sólo eso también la creatividad (ésta, con excepción del suroeste), dos cualidades que son las más importantes para una sociedad del capitalismo. Y entonces los funcionarios han vencido, esto es lo que ha pasado, finalmente. Ahora se alegran de haber estudiado unas oposiciones, a pesar de todo lo que tienen que aguantar, de las horas grises.

Esto lo marca el ciclo de plutón al pasar a Capricornio, siendo éste el signo de la burocracia y de la tecnocracia.

Pero en Brasil yo creo que no sé si se puede llamar un ciclo a Urano, que dura cinco años, y se caracteriza además por los cambios volátiles, la riqueza inmediata, la inteligencia y la innovación. Aparte Brasil, ¿quién no ha recibido una crítica de un brasileño alguna vez si ha tratado con ellos? Es un pueblo que se fija en el orden, en los detalles pequeños, la perfección y la crítica. Por ejemplo sus futbolistas dominan la técnica del balón en un ángulo pequeño. Así son, y todo lo hacen así. Decir Brasil, es decir, Venezuela, pero también decir Rumanía, parte de Turquía y sobre todo decir Suiza. ¿Qué ha pasado con Suiza estos últimos años?

En nosotros se ha ido la ambición, una de las principales cualidades del capitalismo. Pero en ellos, se han tranquilizado pero de otra manera. Ellos están recibiendo buenos influjos de plutón.

Y el “estancamiento secular” ya es una palabra mágica que se dice en todos los foros, nos estamos acostumbrando a plutón en capricornio. Es decir, sigue mandando la tecnocracia y la burocracia (burrocracia).

Pero en el fondo nosotros que tenemos bastante burocracia instalada de mala manera y no nos sentimos tranquilos con ello. Mientras que ellos sí lo están, tal vez, esa es la diferencia.

Brasil es un poco como Steve Jobs, se fue urano y también se fue su vertiginosidad y su éxito.

Ahora lo que tienen es a neptuno en oposición, tenerlo en oposición es tener al planeta de los sueños muy lejos. y ahí siguen, algunos son muy criticistas, tremendamente racionalistas, pero se autocontradicen en cada segundo con sus sueños, y así estarán. Brasil está ahora mismo en una secular autocontradicción sempiterna, pero decir Brasil es decir Venezuela, … y Suiza.

 

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 13/12/13 en 12:30

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s