estherllull, seville-copenhaguen

 

La racionalidad, sherpa, o la irracionalidad procede precisamente de las nuevas tecnologías, ellos son los primeros que han desembocado en la barbarie, peor que en la Edad Media. Los neopositivistas o los “tiburones” del mercado financiero, tanto da, porque al final unos dependen de otros. Creo que te equivocas. Sampedro ya los llamó “tecnobárbaros”. En realidad, la irracionalidad que tenemos hoy día depende de la manipulación interesada que ellos han propiciado de las cuentas y de todo lo que han podido y le han dejado apropiarse, porque por supuesto no lo han podido depredar todo. Porque los tecnólogos sólo son una clase élite pero no la dirigente que es la que finalmente sigue gobernando, y esta clase no es tan tonta.

Si les dejasen a los tecnólogos no sé si efectivamente hubiese cundido la racionalidad. No es que seamos depredadores pero en parte si no te controlas, haces lo que hemos hecho nosotros en los últimos años en España. Y en definitiva no sirve para estabilizar nada, ni para el bien social. Claro que necesitamos gente racional, pero no la busques entre los tecnólogos o los matemáticos. Desgraciadamente esta gente, al menos la que yo he conocido, está tan interesada en el poder y en el deseo de poder como cualquiera de los dirigentes, quizá porque son neófitos o de estos que son y que llegan nuevos al poder, un poco como nuestro economista observador, que quiera llegar y vencer, pero eso es imposible, José Carlos, y más con lo que te enseñó tu abuelo.

Lo único que aquí tenemos es que los Estados Unidos han propiciado una sociedad del consumo, y esa sociedad es la que hemos imitado, la del libre mercado, y encima no producimos casi nada, y lo que exportamos no pasa de ser productos de agroalimentaria, la mayor parte. Por favor, a ver si razonamos.

Y hoy Krugman le dice a los estadounidenses que suban los salarios mínimos, y luego salta otro que dice que si eso pasa los empresarios se verán obligados a despedir a los que tienen los sueldos más altos o algo por el estilo, y que ellos no consumen en los restaurantes de comida rápida de más de 12 dólares. En fin esta es la vida normal.

Y luego está la sociedad de la indiferencia, esa sociedad que ha sabido construir los Estados Unidos a fuerza de des-territorialización, y de aceptar a todos con indiferencia. Cuando hoy día caminamos hacia eso, el alejamiento del territorio histórico y hacia los satélites. Y nosotros hemos perdido parte del tren.

 

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 06/12/13 en 16:44

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s