estherllull, seville-copenhaguen

 

Yo creo que nos tenemos que acostumbrar a las fluctuaciones de las exportaciones, del mismo modo, que nos hemos acostumbrado a las fluctuaciones del precio del petróleo o de los alimentos, índices que casi siempre no se toman para fijar la inflación de los precios. Sin embargo, parece que esta será la tónica, igualmente también en la bolsa lo será la volatilidad por mucho tiempo más. Y entre otras cosas, nos tenemos que acostumbrar a la trampa de la liquidez, donde el ahorro, es decir, la prudencia es una locura. El ahorro en este momento si es una virtud personal, es un vicio social. Porque lo que tenemos es deflación, y tal vez nos tengamos que acostumbrar a ella por mucho tiempo. Igualmente de nada sirve el ahorro con intereses reales del dinero negativo. En EEUU se dice que la trampa de la liquidez se solventa porque estos intereses del dinero reales tienen un coste negativo para la deuda con relación al PIB, ya que allí al menos todavía hay algo de crecimiento.

Hemos querido tal vez sustituir una burbuja por otra y ver en nuestras exportaciones la actividad motora que nos salvaría de la crisis. Pero el problema es que necesitamos tener unas tecnologías más sofisticadas para poder exportar a todo el mundo. ¿Qué está haciendo la administración en este terreno por ayudar? Lo importante también es que correos contribuya con tarifas bajando las exportaciones. Esto debería ser una prioridad. De hecho yo he importado hace poco desde China y Singapur y creo que Correos lo ha hecho muy bien colaborando con los servicios de estos países. Pero ¿lo haría tan bien si yo fuese la que exportase a China? Seguro que no, seguro que correos me cobraría como si fuese una empresa privada. Y así todo. Porque todavía no se han desarrollado todas las tecnologías adecuadas.

Yo creo que el economista observador me lleva mucho tiempo aguantando, prácticamente desde que surgió este blog. Y he aprendido tanta cosas gracias a él, sin ningún interés por ninguna parte, salvo el de aprender, que algunos comentarios me parecen injustificables. Porque es una persona tenaz que no ha decaído en su empeño. De todas formas, decir la verdad siempre sienta mal, yo pienso que él también sufre. Pero tal vez no coincidimos en las soluciones o los planteamientos. No sé cómo se verá la solución desde Montevideo. Siempre nos hablas del Plan Brady, de la mutualización de la deuda, del eurobono, de la unificación bancaria europea, como las alternativas mejores. Pero todas estas alternativas yo las veo muy lejos. Nuestra banca es la que ha comprado la mayor parte de la deuda. Y nuestra economía cada vez es más dependiente. Si no se reconoce esta realidad de un modo rotundo y sin tanto dramatismo no se podrá empezar a solucionar las cosas, me parece a mí.

El economista observador es lo que se dice en el horóscopo chino la “cabra”, que equivale a cáncer. Se ha subido a un monte y ya es muy difícil que se pueda bajar. Pero de hecho siempre da muchos rodeos para llegar a la misma cosa. En el fondo, su ideología no se diferencia tanto de la del plan gubernamental, de llevar a España por el mundo con una marca. Y para símbolos, sí él sería un buen símbolo. Pero con la realidad simbólica lo único que hemos exportado hasta ahora ha sido nuestro deporte. Pero toda esa euforia que nos caracteriza lo mismo se podría emplear en otra parte, pero necesitamos ahora mucho más esfuerzo en todo.

 

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 21/11/13 en 12:21

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s