pues yo pienso contestando a lomito, que la demografía, como la geografía, la corrupción y otras pandemias son sólo cuestiones incidentales de esta tragedia. Porque en Bolivia tienen una densidad de población muy baja y son pobres y en Holanda tienen una densidad de población muy alta y son ricos. ¿Entonces dónde está la diferencia? La diferencia está en el uso o buen uso de las diversas tecnologías, sobre todo, las tecnologías financieras, y en un poder contrapesado con otros poderes. Para mí, lomito, infravaloras el poder de los poderes financieros, que son los que se han aprovechado de todos, también de los inmigrantes, y por eso están callados ahora. La corrupción además es algo que ha venido a demostrarse que iba ligada a esa forma de explotación de la inmigración. En Inglaterra se creó por ejemplo en el siglo pasado la sociedad de la “eugenesia”, donde Keynes era un miembro fundador, esto es un dato que se desconoce normalmente. A través de esta asociación se explicaba la pobreza de los países coloniales por el efecto de la raza o por la corrupción que había en esos países… en fin, con esto queda claro que seguimos siendo una colonia, y explicar la crisis en términos demográficos no deja de ser una consecuencia de este mismo modo de pensar colonial, en el sentido de que hemos permitido entrar a mucha gente para explotarla y corrompernos al mismo tiempo, pero eso entra también dentro de los planteamientos de los países ricos, que son los que determinan cómo se debe globalizar la riqueza.

Sinceramente nadie se da cuenta de que el principal problema es que la economía se ha globalizado y sólo existen cada vez más dos categorías de países, países cada vez más ricos y países cada vez más pobres. Hoy día la cuestión social es algo que en el pasado se daba dentro de las fronteras de un mismo país y se resolvió con un pequeño estado de bienestar, a lo Bismarck. Pero hoy día los problemas son mundiales, y la diferencia de la cuestión social ha desbordado las fronteras y es entre los países.

Y cada vez más nosotros tendremos que luchar como país frente a otros países. Unos nos miran con envidia todavía, pero otros se están encargando de corrompernos y de aflorar toda nuestra miseria, mientras que otros han sacado toda la riqueza y se han traicionado a sí mismos. Y actúan como los mismos países más ricos sin escrúpulos… esa es la realidad. Y cada uno tiene que definir dónde está. Evidentemente el economista observador, como cualquier economista, se sigue viendo entre los países del primer mundo, y acepta que estamos ahí, pero estas cuestiones creo que hay que defenderlas honradamente, no sólo con los datos, sino con la lucha ejemplar, difundiendo ánimos, viajando, hablando con intelectuales de nombre y poder, intentando explicar bien la realidad, pero aunque no leamos su libro, intentando comentarlo todas las veces que podamos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s