estherllull, seville-copenhaguen

El psicoanálisis también pretendió curar con la expulsión del Paraíso y qué consiguió, y con el estudio del complejo de Edipo, el hijo que no quería someterse al Padre, pero más que curar, como pretendía, lo que hizo fue agrandar la herida. Pues el mal no queda inerme si lo expulsamos del Paraíso o si nos separamos del Padre. O tal vez de la Madre, en consideración a la existencia de un lazo umbilical de relación maternal con ella, dando razón a los tiempos antiguos. Fíjate que prevalece algo, una entidad que se revuelve y se rebela en sueños. Esto es lo que prevalece cuando queremos expulsar a alguien del Paraíso, alguien que está loco gritando desde los sueños. Tal vez no tiene ningún complejo de Edipo, pero sí tiene lo que se llama una genealogía cruzada con la figura materna o paterna… así hemos ido evolucionando.

Y tal vez estamos enfermos de muchos pequeños procesos psíquicos…

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 05/09/13 en 16:07

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s