estherllull, seville-copenhaguen

 

Sí, estoy de acuerdo que la solución es la emulación.

¿Cuando entenderemos que Europa es una emulación de todo lo demás y que se diferencia de los demás en la coexistencia de pequeñas y diversas actividades, cuanto más diversidad más riqueza? Porque como decía el economista clásico Antonio Serra: “Cuanto mayor es el número de profesiones diferentes más rica es la ciudad”.

Y es eso lo que en EEUU produjo su crecimiento y fue la emulación de Rusia con Eisenhower que dijo que mejor que dedicarse a la agricutura y ganadería (que en teoría sería lo que Ricardo aconsejaba) dijo que no, que iban a crear la NASA para competir con Rusia. Claro que esto no tiene nada que ver con el comunismo, puesto que la ciencia es algo que estaba ya introducido de antes en estos países de la Europa del Este comunista que ahora ya no lo es.

Lo que pasa es que ahora no sabemos a quién emular, nos hemos acostumbrado a la externalización de todo, como si todo cayera del cielo como un maná.

Y la conciencia de Europa nació también en el siglo XVII en el esfuerzo de emulación con China, que en cierta manera estaba adelantada a nosotros.

Pues si tenemos que copiar aunque sea la gama media estaría muy bien. Y si es que hay grandes diseñadores industriales.

Pero lo único que hemos sabido copiar son las cosas macroeconómicas, las tasas del iva, y las cosas que tienen una eficacia relativa.

Pero es increíble que estemos hablando aquí de algo que ya se produjo el siglo pasado, siglo XX, que vio el ascenso de la emulación mediante la ingeniería inversa: los japoneses podía comprar un automóvil estadounidense, descomponerlo en piezas y hacer otro mejor. Pero actualmente Microsoft es un proveedor global y está protegido internacionalmente por patentes y copyrights, lo que hace casi imposible la ingeniería inversa.

Estas modificaciones paralelas en el “sesgo” del cambio tecnológico han contribuido al hundimiento de las formas tradicionales de enriquecimiento de los países ricos.

Y además hoy día se produce la multilocalización de las fábricas, y la cualificación de los trabajadores, así como el grado de automatización de la industria. Hoy día muchos trabajadores carecen de capacidad de negociación. Y la propiedad está descentralizada y hay muchos patronos con los que negociar.

De todas formas yo no despreciaría a un país como Grecia, Grecia está ahora sosteniéndose gracias al poder de la “familia” y de las familias entorno a la familia, que allí es muy importante, porque son culturas latinas. Y no sé cómo saldrán, pero ellos tienen un sentido de la predestinación un poco trágico, pero desde luego yo no despreciaría a un pueblo que tiene como regente al sol y tiene tantas cualidades naturales.

 

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 12/08/13 en 19:00

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s