estherllull, seville-copenhaguen

Bueno el economista observador dijo que teníamos un 50 % creado de empleo en Baleares que era de población inmigrante y esto lo mismo puede extrapolarse a otras comunidades. Ahora hay mucho en juego economista observador, pero no aquí en España, precisamente, sino allí donde tú estás mirando ahora. Pero espero que los éxitos que tú tengas no lleguen por golpes de suerte, como los que nosotros tuvimos aquí en estos años pasados. Estamos escarmentados. A mí me da igual Rajoy o Rubalcaba, mi partido es el partido de “haced los méjores cálculos posibles”, sobre todo si los cálculos los haces con los astros. Pero a mí el “ma” ése no me convence, se ve muy joven e inexperto. No sabe lo que es la política, parece un niño, por mucho esfuerzo que se haya tomado en leer esos papeles de estacionalidad de empleo.

Nosotros somos muy limitados, es lo primero que tenemos que reconocer. Y luego saber lo que es el capitalismo, la mejor definición la dijo quien ha visto que el capitalismo puso el dinero al servicio del lujo y el amor. Bueno, lo podemos decir ahora que estamos en verano. Y Venecia fue la primera ciudad rica de Europa. Absténgase quien no tenga esta concepción.

Ya desde el siglo XVI las innovaciones y el cambio tecnológico aparecían relacionados en gran medida con la demanda del gobierno en dos áreas: la guerra (pólvora, metales para espada y cañones, buques de guerra y su equipo) y el lujo (seda, porcelana, objetos de vidrio, papel). En 1913 Werner Sombart publicó dos libros en los que caracterizaba esos elementos como fuerzas impulsoras del capitalismo, Guerra y Capitalismo y Lujo y Capitalismo (que en su segunda edición de 1922 fue atrevidamente rebautizada como Amor, Lujo y Capitalismo, el título que deseaba originalmente su autor). Yo creo que todas estas son fuerzas impulsoras del capitalismo y no se trata solo y exclusivamente del capital o de la codicia por la codicia.

Para que nos convenzamos de esto diré otro dato histórico:

El rey Christian V de Dinamarca y Noruega (1670-1699) describía sus “principales pasiones” de una forma muy acorde con el esquema de Sombart: “la caza, la vida amorosa, la guerra y los asuntos navales”. Una gestión financiera austera solía considerarse recomendable para poder atender a los intereses de la guerra y a las amantes reales.

Pue ahí tenemos la razón de la austeridad, procurad que nuestros funcionarios oficiales puedan tened a sus amantes oficiosas o no tanto.

Por tanto, el verano seguirá más allá de septiembre y de octubre siempre que uno pueda encontrar el amor. Y por cierto ahora está y el domingo mi próxima novela en promoción en amazon: “Amor en Venecia”, es una novela de ensueño, no os la perdáis!

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 02/08/13 en 18:27

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s