estherllull, seville-copenhaguen

yo creo que el economista observador tiene una responsabilidad también con su blog y con sus libros y con las cosas que dice, hasta el punto que las personas nos volvemos y le decimos lo que él dijo y la intencionalidad de por qué lo dijo.

Como ya contó en El Leviatán, Thomas Hobbes hace ya más de tres siglos y luego ha tenido tanto éxito, los seres humanos desean preservar su vida y sus propiedades y ésa es la razón por la que estamos de acuerdo en sellar un pacto por el que se constituyen los diferentes Estados.

Como las personas vivimos de relatos, éste del egoísmo inteligente es el que venció sobre los otros, el de creer que somos seres esencialmente egoístas. No faltaba más que la fabulación del gen egoísta que algunos cuentan desde la biología y la genética para remachar en el clavo.

Pero resulta que los seres humanos no somos sólo egoístas e inteligentes, sino que también somos tontos y además predispuestos a cuidar de otras cosas y otros seres y a cuidar de nosotros mismos. Y esto es cierto también por el mecanismo de la evolución.

Yo creía que el economista observador debería hacer un esfuerzo por no caer en lo que es la obviedad y de decir bueno, ahora voy a decir lo que creo que debemos realmente pensar y hacer, y lo voy a decir porque yo también deseo que no sólo yo y los míos sino las condiciones de todos los demás estén bien. Porque es que si no podemos hacer un daño gratuito.

Más cierto es que los Estados naciones nacieron para quitarle Inglaterra la supremacía a Venecia y a Holanda, y lo consiguió poniendo tasas e impuestos a la exportación de la lana, cuando se dio cuenta era una nación fuerte. De ahí nace la idea de su imperialismo.

Y ahora nosotros pensamos en Europa con una idea trasnochada tal vez de insolidaridad, de falta de unión. Pero Europa nació también como una potencia para enfrentarse al poder de otros bloques de potencias. Si esta idea ha fracasado, debemos de pensar otra idea que nos haga fuerte o de lo contrario todo esto se irá a pique. Pero no ayuda nada decir que no somos responsables, que hay más corrupción, porque todo esto nos debilita como pueblo. Como pueblo español ahora mismo deberíamos ser muy prudentes, hay quien ya ha tomado posición y se ha aliado, pero todo eso es muy frágil. España se está desintegrando día a día. Pero a mí lo que realmente me importa es que por todo esto vayamos a experimentar un gran sufrimiento y un sufrimiento innecesario.

Los españoles somos un pueblo que siempre nos ha gustado salir hacia fuera, y si ahora tenemos que volver a hacerlo, no tiene que ser un sufrimiento más, pues está en nuestra psicología, y esta misma idea nos tiene que unir mucho más.

Yo no sé lo que decía Ortega sobre la España invertebrada, en cuanto al problema de la desarticulación de España y el proceso de desintegración que avanza. Copiamos el derecho napoleónico pero para mí que todo esto es responsable de no haber copiado bien el derecho administrativo francés, porque ellos han sido los grandes maestros de la articulación de un derecho administrativo, y nosotros hicimos esa articulación muy rápidamente. Se nos olvidó escribir unos cuantos reglamentos interiores de administración. Se nos olvidó hacer muchas cosas. Esta administración está mal hecha. Señores del gobierno o se ponen manos a la obra o esto no puede seguir así.

Publicado por: estherllull, seville-copenhaguen | 12/07/13 en 10:44

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s